Etiqueta: libro

Enseñando los libros físicos de «Eventualidad»

Libros de Eventualidad

La semana pasada salió a la venta mi primera novela: «Eventualidad». Podéis encontrarla en exclusiva en Amazon tanto en ebook como en formato físico.

Como es natural (y aunque esto sea una perogrullada) el ebook podéis leerlo desde cualquier móvil, tablet u ordenador sin importar el sistema operativo que utilicéis. Es cómodo y no ocupa espacio, además de que podéis poner marcas, cambiar el tamaño de la fuente o acceder al diccionario sin mayores esfuerzos. El físico, por su parte, es más para románticos de pasar hojas, de quienes quieren tener su colección en papel sobre una estantería (y otra y otra, que nos conocemos).

Del primero de ellos poco os puedo mostrar que no podáis ver por vosotros mismos simplemente leyendo la muestra gratuita que tenéis disponible desde la propia librería a golpe de click. Ahora bien, del segundo tengo un par de imágenes. La primera (que encabeza estas líneas) es de mis cuatro copias dispuestas sobre una manta para que veáis un poco la portada y os hagáis una ligera idea de sus dimensiones y grosor.

La impresión tiene un acabado bastante bueno. Su tapa es blanda y flexible, por lo que es bastante complicado que termine llena de arrugas o incluso resquebrajada. Como lo más habitual y casi estándar es que sea de 6×9 pulgadas, adivinad de cuánto es eventualidad. Por otro lado, tiene 170 páginas con un gramaje adecuado con hojas blancas y tinta negra. Su fuente es de un tamaño medio, por lo que no es demasiado pequeño para que niños y personas con no muy buena visión puedan leerlo, pero tampoco es inmenso como para molestar a los demás. Como muestra de ello tengo esta fotografía de justo el inicio de la novela:

Escojáis la versión que escojáis para leer «Eventualidad», el contenido es el mismo y me tendréis a vuestra disposición para resolver cualquier duda que podáis tener con respecto a este libro de ciencia ficción o cualquier otra cosa relacionada con mi trabajo como autora.

Podéis dejarme comentarios aquí mismo en el blog siempre que queráis o bien en twitter o incluso en goodreads. Gustosamente, siempre y cuando sean desde el respeto, os contestaré a todos y cada uno de vosotros.

Todos podéis entrar ya en la espiral de la «Eventualidad»

Estoy muy feliz porque después de mucho tiempo trabajando duramente, de pensar en cómo armar mi historia de «Eventualidad» y darle el tono que quería, por fin está publicada.

Mi hija ha visto la luz. Mía y, en parte, del portadista que me he buscado, pues sin él esto tendría otro aspecto bien diferente. David Méndez es un dibujante de cómics e ilustrador que podría no sonaros, pero que es todo un profesional (buena muestra de ello es precisamente la portada de «Eventualidad»).

Por fin ha llegado el momento. Todos podéis conocer ya a mi querida Ayna, la protagonista de este libro. ¿Que cómo es ella? Bueno, Ayna es una chica fuerte, demasiado impulsiva, en ocasiones flipada y agresiva, pero con un enorme corazón. No es perfecta, porque nadie lo es, ni siquiera su hermana, pese a ser una cerebrito.

Debo decir que «Eventualidad» me ha traído de cabeza en más de una ocasión, pese a que he tratado de hacerlo ligero y para todas las edades.

No quiero destriparos la historia, pero sí os quiero invitar a que lo leáis y, si queréis, me comentéis vuestro parecer. Está en ebook en Amazon por 2,99€ y también en físico en la misma plataforma por 9,35€ (8,88 si sois prime), así que podéis escoger la opción que os vaya mejor si queréis apoyar a esta autora novel económicamente. Si leer no es lo vuestro, podéis regalárselo a otra persona o, si no podéis/queréis gastaros el dinero, igualmente os agradezco mucho la difusión; el boca a boca a vuestros amigos y conocidos.

[Arriba]

Un litro de lágrimas (1リットルの涙)

09 Un litro de lagrimas

Para seguir ejercitando el oído con el japonés me he visto la serie «Un litro de lágrimas» (1リットルの涙, ichi ritoru no namida). Los nipones a las series las llaman dorama (ドラマ) por la palabra drama por el sentido de interpretación de la palabra que después debido a las obras de teatro griegas que eran en su mayoría tragedias, nosotros utilizamos continuamente con el sentido de que es algo para llorar, que es dramático y justo es algo que en Un litro de lágrimas se da también, aunque podríais imaginarlo con el titulito de marras.

838A83b83g838BUn litro de lágrimas es una serie de tan solo 11 episodios en los que se cuenta una historia basada en hechos reales para la que se han tenido en cuenta los registros del diario de Aya Kitou y también se ha hablado con sus parientes para así poder crear un guión de lo más fiel, aunque llevado al siglo XXI en lugar de estar todo a finales del siglo XX como en los hechos reales y cambiándose además el apellido de la protagonista (y por consecuente de su familia) por el de Eikichi y metiendo también a alguien cercano a ella para que hubiera una relación amorosa y de verdadero apoyo moral, pero por lo demás, tanto el trabajo de cada uno de ellos, como lo unidos que estaban todos o cómo se tomaban la noticia de la enfermedad de Aya y cada uno de los cambios que ella sufría, parece ser que están plasmados con mucha fidelidad y que realmente esta chica ha llegado a darle mucha fuerza y ganas de vivir a gente con otros problemas o incluso con su misma afección y que a día de hoy sigue siendo incurable, una enfermedad de degeneración espinocerebral con la que pierde, como se explica en la serie, el control sobre su cuerpo por completo.

a7a7f574En la serie se presenta de maravilla a los personajes y las escenas escogidas para ver la evolución de esa enfermedad tan dolorosa, junto con la manera de afrontarlo de la protagonista, siempre dejaban con ganas de ver otro capítulo más. Avanza todo tan rápido para la pobre Aya… es muy triste ver cada nuevo estado de su enfermedad y saber desde el principio cuál será su final, pero al mismo tiempo es bonito ver cómo lucha para continuar viviendo el resto de sus días de la mejor manera que pueda y sobre todo intentando ayudar a los demás mientras tiene la esperanza de que se consiga una cura con la que pueda volver a la normalidad, una cura con la que pueda seguir jugando al baloncesto, con la que pueda caminar junto a sus amigos, con la que pueda ser una chica como cualquier otra.

Aunque podéis pillar unas lloreras tremendas, merece la pena verse la serie, si no tenéis problemas con la versión original subtitulada, ya que esta serie no está licenciada en nuestro país.

No estoy muy puesta en actores, actrices, cantantes, etc. de origen nipón, porque hay tantos que… pero como suele ser habitual en las series, la protagonista es también una idol (Erika Sawajiri) y su amigo (Ryo Nishikido) está en un par de grupos de música de la discográfica Johnny’s Entertainment Imperial Records que ficha a los que por allí se consideran guaperas, es decir, que tiene lo que aquí llamaríamos grupos para quinceañeras.

Como no estoy nada puesta en doramas, podéis recomendarme alguno si queréis y os lo agradecería. Pero que sea de origen japonés, ya que aparte de como entretenimiento quiero verlos para escuchar el idioma.

 

[Arriba]