Anime

Hablando sobre El amor está en el agua

Para San Valentín se estrenó en algunos cines escogidos El amor está en el agua (Ride your wave,

きみと, 波にのれたら), la más reciente de las películas de Maasaki Yuasa, director de numerosas películas de animación como pueden ser Mind Game, Lu Over the Wall o The night is short, walk on Girl.

La protagonista de este largometraje es una chica joven que se independiza para meterse a estudiar lo que siempre ha soñado. Lo hace  mientras trabaja en lo que vaya surgiendo para sacarse un dinero con el que ir tirando. Su mayor afición y aquello que más relajación le produce es hacer surf, así que siempre que puede se acerca al mar y se pone sobre su tabla a dominar las olas con maestría. Muchas veces, desde el parque de bomberos, mientras los trabajadores esperan a ser llamados, un chico la observaba contagiado de felicidad al verla realizar su actividad favorita. Un día, un incendio afecta la vivienda de la chica que, con la abrumación del momento, termina siendo rescatada por los bomberos y comienza una relación primero de amistad con ese muchacho y, después, romántica.

No estamos ante algo realista. La magia y la fantasía están por doquier, haciendo que los sueños y anhelos se noten con más fuerza, pero no necesariamente que se cumplan porque al final el mundo es como es y se rige por una serie de normas, por mucho que nuestra mente pueda hacernos creer que no es así.

El film cuenta con un diseño de personajes, colores y animación que le van que ni pintado a esa historia que se centra en los sentimientos y en la socialización. Desde el primer momento se nos transmite la importancia del calor humano, cómo cada momento compartido, por pequeño que sea, es crucial y asigna un valor adicional a lo que supone estar con otro. Como moraleja se nos cuenta cómo podemos ser la persona más importante en la vida de alguien y/o que ese alguien sea la nuestra y qué conlleva eso.

El amor está en el agua es una película completamente envolvente. Sus personajes principales son súper humanos a la hora de expresarse y comportarse y la historia que se cuenta es bonita, delicada, cómica y trágica, pero sobre todo amable incluso a la hora de desgarrarnos el corazón sin titubear. Nos lleva de una emoción a otra como el mar cambiante con esas olas que tanto le gusta cabalgar a la protagonista; hobby del que se contagia quien no era más que un admirador secreto hasta que el azar decide reunirlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.