Película

CELEBRANDO EL CUMPLEAÑOS DE TREE EN «FELIZ DÍA DE TU MUERTE 2»

Hace unos meses caí junto a Tree en ese bucle en que se ve envuelta en Feliz día de tu muerte. Ahora, he vuelto a hacerlo con su secuela. La primera fue por azar; la segunda, voluntad.

La película comienza de un modo muy similar a su antecesora, pero centrándose de primeras en un personaje que antes había sido muy secundario. Después de ver que es él quien está en un bucle y de que rápidamente Tree entre en acción, se hace un resumen breve de lo que sucedió en la anterior entrega, para refrescar a los olvidadizos las cosas o para que los que empiecen por una continuación directa de aquel episodio, cuenten con las nociones necesarias para disfrutar de Feliz día de tu muerte 2.

Cuando se creía ya a salvo de su ciclo de muertes, Tree se mete nuevamente en su propio día de la marmota con trágico desenlace. Se repite en este film el esquema de inquietud sobre qué es lo que genera ese suceso y se trata de averiguar cómo salir de él. El meollo de todo esto y donde transcurrirá casi toda la historia, nos lleva a un lugar semejante al que conocíamos, pero con las suficientes diferencias como para impregnar de duda a esa protagonista que en esta ocasión no ha tenido una evolución per se. Esto quiere decir que no estamos ante el mismo día, lugar y personas que en el capítulo I, sino ante versiones paralelas de ello, como se dice desde el inicio de Feliz día de tu muerte 2.

Si las circunstancias de todos han cambiado y, por tanto las vidas que llevan son diferentes, aquello que ata allí a la joven que creía haber atajado el problema, difiere, obligatoriamente, de lo que una vez la atrapó. La batida de alas de la mariposa ha provocado cambios que trastocan por completo lo que Tree se esperaba y obligan a la mujer a volver a pasar por el calvario de palmarla en repetidas ocasiones, conservando los recuerdos y vivencias, pero siendo cada vez un poco más débil y enfrentándose a la certeza de que la próxima vez, podría ser la definitiva.

La película se ha centrado más bien en un dilema, en una dura decisión que debe tomar para continuar avanzando. Tiene nuevos caminos que recorrer con la oportunidad de elegir cosas que los demás no pueden. Quizás algunos lo vean como una bendición, pero para ella es realmente doloroso porque sabe qué hay dentro de esa caja y qué hay tras esa puerta y no se trata de algo tan poco relevante como un pack de detergentes y un apartamento en Torrevieja.

Si bien en un baremo personal la situaría un peldaño por debajo de la anterior, me ha resultado interesante y divertida. Ahora, si hubiera una tercera con esta misma premisa, tengo pocas esperanzas en que me fuera a resultar atractiva, aunque nunca se sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.