Conquistada por la Capitana Marvel y Goose

<<Más alto, más lejos, más rápido>>.

El pasado viernes, coincidiendo de manera nada casual con una importante fecha: el Día de la Mujer, se estrenó en cines Capitana Marvel.

Esta película es la vigésimo primera estrenada que forma parte del UCM (Universo Cinematográfico de Marvel). A su vez, cronológicamente se situaría la segunda —Capitán América transcurre entre los años 1943 y 1945, Capitana Marvel nos lleva a 1995 y el resto son todas a partir del año 2010—.

Ya que hablo de números, cabe decir que, a título personal, es la segunda en algo más: en que vaya a verla a una sala. Esto se debe a que en casa nos hemos subido recientemente al carro. No vivimos bajo un bunker donde no nos llegue información alguna sobre algo que lleva más de una década funcionando y que goza de tanta popularidad como buena salud. Simplemente fuimos aplazando lo inevitable. Una vez decidimos maratonear lo que otros habían estado disfrutando a lo largo de los años nos sumamos a lo que los demás fans: las esperas, el mirar tráiler oficiales con ilusión… y, en mi caso, hasta leer varios cómics aunque vayan por separado.

La tónica dentro del UCM con las primeras películas dedicadas a los héroes que hayan tenido la fortuna de tener una, era la de presentarlos. Lo hemos podido ver con Iron Man, Hulk, Capitán América, Black Panther, Ant-Man… Esa misma fórmula ha sido la utilizada para Capitana Marvel.

La película cuenta el origen de Carol Danvers. Qué es lo que hace de ella una mujer tan especial. Más allá de sus poderes especiales; lo es su fuerza de voluntad, su capacidad para afrontar con entereza cualquier vicisitud. Las interacciones entre los personajes son de lo más divertido y entretenido de la factoría Marvel.  Se debe no solo a presentarnos a una protagonista tan completa y desenfadada (aunque poderosa y seria cuando la situación lo requiere). Tenemos facetas de Nick Furia nunca antes vistas, que dotan de más matices a un personaje que ya era bastante complejo y molón. La culpable de buena parte de las escenas y que aparecía en un montón de carteles promocionales no es otra que Goose, una bolita de pelo achuchable que ronronea cuando recibe una buena ración de mimos.

El ritmo de la película está muy bien llevado. Es entretenida de principio a fin y tiene buenas dosis de acción, bromas e incluso momentos lacrimógenos. Incluso, el cameo de Stan Lee cierra, a su modo, un círculo, aunque no comentaré nada más para que os llevéis por vosotros mismos la sorpresa.

Capitana Marvel es una película con una gran controversia. Las ampollas levantadas por su carácter feminista han hecho que incluso antes del estreno haya habido polémica con ella. Algunos no comprenden que es necesaria la igualdad, que es preciso que haya referentes femeninos en todos los ámbitos, incluida la ficción. Seguiremos avanzando, continuaremos luchando por ello.

Mentiría si dijera que no tenía unas ganas locas de conocer a Carol Danvers en su versión cinematográfica. En estos casos (de lo que se conoce como hype) existe ese miedo a que uno termine defraudado. El efecto, tras el visionado, ha sido el contrario. Me ha encantado. Carol es esa heroína que todos necesitábamos. Es una mujer fuerte física y psicológicamente. Es valiente, decidida y tuvo una vida de mierda, pero ante cada golpe, ella siempre se levantaba.

Inspiradora, letal.

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.