Etiqueta: terror

Nieve teñida de sangre en ‘La cumbre escarlata’

cumbre poster

El año pasado estuve durante meses mirando cada cartel, y repitiendo una y otra vez la fecha del estreno de “La Cumbre Escarlata” la nueva película de Guillermo del Toro que me tenía una pinta espléndida y que me fascinaba con sus trajes, el contraste de colores con todos esos tonos oscuros en los que de repente hay azules brillantes o rojos intensos, los paisajes… vaya que la dirección de fotografía, podría decirse, era tan espectacular que yo no dejaba de pensar en ver esa nieve llena de sangre, esa Cumbre Escarlata.

‘La Cumbre Escarlata’ técnicamente no defrauda y aunque su guión es bastante predecible, tiene algunas sorpresas y tantolas actuaciones de los actores como el ritmo son buenos, de modo que tanto “hype” por este filme no terminó siendo algo malo, no me llevé ningún chasco por tener expectativas altas y aunque no sea algo que me emocione como lo hace ‘The Strain‘ me lo pasé bien en el cine.

En ‘La Cumbre Escarlata’ tenemos una historia en la que,  a pesar de estar Guillermo del Toro, no hay monstruos, al menos en el sentido de ogros o faunos, aunque sí hay fantasmas pero, sobre todo, hay humanos terroríficos, humanos con un monstruo en su interior que no deja de crecer, como el de Johan en el “Monster” de Naoki Urasawa.

Después de unos cuantos minutos en Estados Unidos, con un tira y afloja entre dos personajes, con algunas escenas fantasmales proféticas y con unos planos muy cuidados, el resto de la película se da en una mansión antigua, aislada, con secretos de crímenes pasados, con espectros sufriendo y con la vida de la protagonista en vilo. Lo que ocurre en la Cumbre Escarlata es espeluznante, pero bonito y todo está repleto de sangre de un modo u otro, sin que lleguen a verse carnicerías demasiado exageradas ya que… algo hay, pero es más el terror psicólogico el que pesa que el de casquería.

The Strain y el divorcio entre serie y novelas

The-Strain-Season-2-Poster-the-strain-fx-38587397-1024-1516

En los últimos meses, durante todo ese periodo en que este blog, como Drácula, dormía profundamente muy a mi pesar, han ocurrido decenas de cosas que me hubiera encantado relatar, pero por aquello de la continuidad, retomaré uno de los últimos vicios confesados: la obra de vampiros de Guillermo del Toro y su amigo Chuck Hogan.

Semana tras semana, antes del tercer viaje a la capital de Japón, en casa fuimos engullendo los capítulos de la segunda temporada y bailando con el anuncio de la renovación por parte de la cadena, para la emisión de la tercera (y última) el próximo año. Como tenía reciente la lectura de la segunda y tercera novelas, recordaba a las mil maravillas todo lo que ocurría con Setrakiam, el alemán loco, el Amo y el resto de personajes por lo que me sorprendió bastante cómo cada vez se iba desligando más la serie de acción real del original en que se basa y no diré aquello de “es mejor el libro” (o los libros, en este caso) ya que me lo tomo como cosas diferentes igualmente buenas en las que tenemos detrás al creador en ambas, que no es que sea una adaptación hecha por otro interpretándolo como buenamente quiera, sino que es el padre de la historia que ha decidido pegar unos cuantos giros.

La segunda temporada, aunque tiene bastante acción, es sobre todo un camino de preparación ante lo que será el desenlace en la próxima. Ha habido momentos álgidos y bastante potentes, pero también bastante calma en cuanto a la guerra entre humanos y vampiros, con formaciones de algunos bandos mientras conocíamos a algunos personajes nuevos como Ángel o un vampiro gladiador con muchísima clase. En su conjunto me ha gustado un montón, especialmente por ver la desesperación de algunos que se creían que estaban por encima de la posición que realmente ocupaban o por el cameo de Santiago Segura que tenía un papel pequeñito, pero muy divertido y agradecido.

El que no se parezca demasiado a las novelas y haya tomado un rumbo diferente, que sea una historia con elementos comunes y en la que se comparten personajes con un perfil psicológico similar, hace que me formule preguntas sobre lo que está por llegar y, de hecho, ya ocurría con esta temporada en la que sabía algunos detalles sobre el Occido Lumen o el Amo, pero no sobre temas del pasado bastante relevantes o pasajes completamente nuevos con mucha chicha en los que solía estar Fet, ese matarratas, ese discípulo del archienemigo del malo maloso, ese apasionado de las bombas al que a veces se le va un poquito de más la olla, especialmente si hay faldas por el medio, aunque no es el único que pierde la cabeza con las mujeres.

La crueldad y la tensión se juntan con momentos de estrategia o temores humanos para formar un cóctel delicioso. De momento, la serie ha quedado en un punto en el que se hace larga la espera, pero más tuvo que esperar el Amo para recuperar su fuerza y convertirse en terror de Manhattan que no deja de expandirse por el mundo.

Baba Yaga

babayaga

Año nuevo, post nuevo.

Estos días, llegaron algunas nuevas adopciones a la biblioteca familiar, ésa que no deja de crecer y esperemos que siempre continúe siendo así. Entre las nuevas adquisiciones se encuentra un libro ilustrado llamado Baba Yaga que ya he tenido el placer de leer.

Baba Yaga no es demasiado popular en la parte más occidental de Europa, pero por contra, en lugares como Croacia o Rusia es una historia que conoce todo el mundo. Es como aquí… qué sé yo… el Lazarillo de Tormes, que todos saben de qué va, aunque puedan no contarte con todos los amos con los que estuvo Lázaro.

Hay decenas de versiones distintas de la historia de Baba Yaga y esta bruja ha aparecido de un modo u otro en obras variadas como por ejemplo en los cómics “Fábulas” donde está del bando del enemigo, o en la única película de Hayao Miyazaki galardonada con el Oscar: El viaje de Chihiro, en la que ese personaje amenaza con comerse a Chihiro y a sus padres si esta niña no acierta un pequeño acertijo.

baba_yaga_by_alicesad-d5v1lpbEn el libro ilustrado, Baba Yaga es una ogresa, una bruja de un solo diente que adora comer niños, aunque también engulle animales y todo lo que se le ponga por delante, llevando a cabo estrategias dispares. La edición es similar a la del resto de libros ilustrados que saca Edelvives desde hace unos años: formato grandote, pasta dura, papel bastante bueno y todo entero a color, para disfrutar en condiciones de los dibujos.

La historia es bastante oscura y chachi para los amantes del terror, pero al tratarse de un libro ilustrado, está algo recortada al adaptarse a las imágenes que lo acompañan que, por cierto, son de lo más tenebrosas y góticas, con un montón de esbozos, trazos para exagerar las formas y un uso de los tonos ocre con negro que ya dejan claro que no estamos en el mundo de los osos amorosos, sino más cerca de los cuentos populares como Hansel y Gretel o Caperucita, tal como fueron concebidos, con toda su crueldad.

Si no conocíais a Baba Yaga, puede que ahora os haya picado un poco la curiosidad, si no aquí y ahora, puede que en alguna otra línea del universo hacia cualquier momento en el tiempo, que para eso estamos en el reino de los Multiversos Difuminados.

El embarazo de mi hermana

El embarazo de mi hermanaCuando hablé de La fórmula preferida del profesor ya comenté que me había gustado mucho el estilo narrativo de Yoko Ogawa, su fluidez y naturalidad con las conversaciones y sus descripciones tan lejanas del aburrido realismo o de o que viene siendo el tedio en las historias de Ryukishi07, que si bien tienen cosas de lo más interesantes, la cantidad de paja por capítulo que mete son para mentalizarse a base de bien antes de ponerse uno a leer sus textos.

Ahora, tras un pequeño parón en el blog, debido sobre todo a que sigo esperando a que mi Nexux 7 vuelva a mis brazos, me gustaría hablaros de otro libro de literatura contemporánea japonesa y también escrito por Yoko Ogawa. Esta vez el escogido ha sido: El embarazo de mi hermana. La verdad es que ha sido un poco a ciegas, sin leer ni la sinopsis, ni ninguna reseña en ningún blog ni nada, simplemente ha sido ver el nombre de la autora en la portada y ya me ha valido para hacerme con él, y cuál ha sido mi sorpresa que además se trataba de una novela de terror, que es mi género favorito de siempre, como podréis saber los que seguís nueve, donde he publicado por ejemplo mis reseñas de todos y cada uno de los manga de Corpse Party y también la crítica de sus OVA.

El embarazo de mi hermana es un novela muy cortita que se lee en un suspiro y en la que una chica universitaria huérfana, que vive con su hermana mayor y con el marido de ésta, relata en su diario un poco cómo le va la vida especialmente desde que su hermana descubre que está embarazada. De este modo trata temas como pueden ser ganar peso, tener antojos, etc. Pero no es para nada un manual para embarazadas, aunque en  Japón miles de ellas se lanzaran como locas a las tiendas, ya que al contrario de lo que la mayoría de la gente se pudiera imaginar, no es un relato amable, sino uno en el que se nos muestra una familia podrida en la que cada uno va por libre, no les importa nada ningún otro integrante de la casa y además temen que el bebé que está por venir pueda ser algo negativo con lo que no vayan a ser capaces de enfrentarse.

Lejos de la alegría que normalmente podría tener alguien que decide seguir adelante con el embarazo, lo que tenemos es a una neurótica que no sabe lo que quiere y a una hermana pequeña a la que ha trastocado tanto el tema de su sobrino, que se obsesiona y en su diario tan solo anota prácticamente cosas que tengan que ver con el embarazo de su hermana, pero al mismo tiempo, cada uno lo que demuestra es que está solo y que casi lo prefiere así por miedo a relacionarse con otros, de modo que se observan todos un poco, pero no hay comunicación.

Aunque no se trata de un relato extenso, en todo momento se refleja la frialdad de los personajes, el pasotismo y es algo que me encanta, porque se palpa la tensión.

Lo mejor del libro, su final, del que ha habido bastantes quejas de gente que decía que no se entendía, que estaba demasiado abierto a la imaginación, que era repentino, pero yo no opino así, y de hecho el modo en que acaba, dejándonos con esa pequeña intriga, pero con todo cerrado al mismo tiempo, se utiliza muchísimo en los relatos de terror y es algo que a mí me encanta.

¿Alguno de vosotros se ha leído esta novela o tiene pensado hacerlo?

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén