Etiqueta: romántico

Akai Ito (赤い糸)

Akai-Ito

El último dorama que me he visto ha sido Akai Ito  (赤い糸) con el que he vuelto una vez más a otra historia de llorar como una magdalena. Akai Ito es un término que utilizan los japoneses y que significa “lazo rojo”, aunque normalmente dicen Akai Ito Unmei (lazo rojo del destino), pero en este caso, para acortar, quitaron la última palabra. El lazo rojo del destino hace referencia  a que todos estamos ligados a una persona especial desde nuestro nacimiento y se cuenta que nuestro dedo meñique está atado al de otra persona por un lazo rojo del destino que a nuestros ojos es invisible, pero que nos une para siempre, que es nuestra auténtica media naranja. También se dice, que por mucho que nos cueste encontrar a esa persona, ésta caerá tarde o temprano y notaremos algo especial desde un primer momento al estar destinados a estar juntos. Ese hilo rojo jamás se romperá, aunque pueda anudarse o doblarse incluso estando ya con esa persona para la que se ha nacido.

El dedo meñique, a raíz de esta historia que nació por un cuento en el que se narra la historia de un príncipe que deseaba saber a quién estaba ligado, es también importante en Japón a la hora de mostrar la fidelidad a los jefes de una banda yakuza (se cortan ese dedo para demostrar su lealtad al jefe) o desde niños hacen promesas entrecruzando los meñiques y canturreando una macabra canción para dejar claro lo que le debería suceder a aquel que no cumpla lo que ha prometido.

AkaiAkai Ito cuenta la historia de una chica llamada Mei que de niña conoce a alguien que cumplía los años el mismo día que ella, el 29 de febrero, algo que le sorprende enormemente al ser una fecha que tan solo se da una vez cada cuatro años. Sin embargo, ese encuentro es tan fugaz, que cuando esos dos se vuelven a encontrar, no se acuerdan el uno del otro y para cuando sepan que quieren estar juntos lo suyo se complicará de tal manera que casi dará la sensación de que, en realidad, el hilo rojo del destino no los estaba uniendo.

n0018096lLo mejor de la serie es que aunque lo principal sea la relación entre Mei y A-kun, siempre tendremos un montón de historias de otros personajes secundarios que tampoco lo pasan bien en absoluto y que además afectan a los protagonistas de manera directa. En Akai Ito se tratan temas muy duros como las la adicción a las drogas, las mafias y la explotación, la muerte, la inseguridad llevada al extremo… Y aunque al principio pudiera parecer que iba a ser un dorama romanticón y ya, al final lo que tenemos es un dramón con todas las de la ley, muy bien llevado y que engancha una barbaridad con cada nuevo problema al que tiene que hacer frente Mei que está siempre en el ojo del huracán y aun así no pierde el ánimo a pesar de que haya escenas en las que uno piense que es medio lela, especialmente en la época en la que está en el último de los institutos y que no es capaz de gritar bien fuerte que está harta y que no tiene por qué soportar lo que se ha convertido en una costumbre ya, aunque, si queréis saber a qué me refiero exactamente, lo mejor que podéis hacer es ver Akai Ito por vosotros mismos.

Zettai Kareshi (絶対彼氏)

vlcsnap-2577233jpg_zpse6bb7cfa

Después de tantos dramones me tocaba un paréntesis con una comedia y la escogida ha sido Zettai Kareshi (絶対彼氏) que es una adaptación bastante libre de un manga que se llama igual, pero con el que solamente tiene en común el nombre de los personajes principales y que hay un triángulo amoroso. He estado mirando cosas por ahí sobre el manga y me tiene toda la pinta de ser el tipicorro shoujo pasteloso, por lo que creo que en esta ocasión se ha salido ganando con la adaptación a dorama.

n673512517_861413_4737Riko, la protagonista, es una chica que hasta el momento no ha tenido suerte en el amor y después de la última de sus decepciones se encuentra con un hombre que la asegura que le presentará al novio ideal. Ella, sin saber muy bien a qué bien eso, pero con curiosidad, le sigue y completa una encuesta sobre cómo sería su hombre perfecto. Unos días después, por sorpresa, le llega un paquete inmenso con una cápsula en la que hay un tío como de 1,90m que en realidad es un robot programado para ser su novio perfecto. Como parece un humano (no normal y corriente, ya que hace cosas inusuales de narices) no son pocos los malentendidos que se forman alrededor de Riko, que además no lo quiere como novio porque ella busca a un hombre de verdad y lo de que un una máquina insista en que están juntos como pareja no lo lleva demasiado bien al principio, aunque poco a poco le va cogiendo cariño.

Al mismo tiempo que existe esta relación extraña entre Riko y Knight (al que llama así porque en una ocasión la protege y es como su “caballero”), su jefe directo de la cadena de pastelerías Matsumoto empieza a fijarse en ella por verla tan dulce, tímida y sincera y de este modo es como empieza el singular triángulo amoroso lleno de momentos disparatados.

zettai-kareshi-ep02-009Zettai Kareshi es bastante adictiva y los 11 capítulos se pasan volados. Lo mejor de la serie no es el trío protagonista, pues aunque hay una buena dosis de humor con ellos (especialmente con las ocurrencias de Knight), quienes realmente molan de todo son los personajes secundarios, sabiendo que algo guay pasará con solo ver la cara de Namikichi (el creador de Knight) o de la casera salidorra del piso en el que viven la protagonista y ese robot al que suele presentar como primo.

Tomándolo como dorama romántico es normalito y todo el mundo al haber un triángulo amoroso tiene a su favorito y para mí desde luego es su jefe, el que hasta conocerla a ella era un mujeriego pasota y después se reforma y solo tiene ojos para esa que le descoloca continuamente. Sin embargo, como comedia está bastante bien porque todos los personajes están muy cuidados y entonces no tardas en conocerlos y en pensar en cómo reaccionarían a cada situación.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén