Sencilla empatía con los del club de los incomprendidos

el-club-incomprendidos

Entre las distintas cosas que me han mantenido ocupada en julio un poco alejada del blog, se encuentra la de la lectura de cinco libros del tirón. Cinco que, en un principio no me hubieran interesado demasiado, a priori, de no ser por tener tan desarrollado el gusto por lo audiovisual, por el cine, concretamente y que, una vez más, me ha empujado de lleno a la literatura, otra de mis pasiones para nada inconfesables.

Un día, como cualquier otro, pero casi de casualidad, Moi y yo vimos la película “El club de los incomprendidos”, que no estaba mal y que hizo que buceara un poco en internet para saber cosas sobre ese libro en el que decía estar basado “Buenos días, princesa” en honor a la película “La vida es bella” de Roberto Benigni que tantas veces hemos visto en casa y que nos chifla. Al ver lo de ese libro, vi que tenía tres más por detrás y un relato corto en ebook que iría justo delante, así que en total la saga se componía de cinco volúmenes ya que está cerrada. Bueno, me parecían pocos si lo comparamos con otras sagas, como por ejemplo los más de 40 que nos ha dejado Sir Terry Pratchett, así que me hice con ellos y en no demasiadas noches me los ventilé.

El género de romántica adolescente no va mucho conmigo, ni siquiera lo hace el de romántica normal, aunque en películas sí me gustan bastante unas cuantas, y sin embargo, igualmente esta saga de Blue Jeans tan popular es tan ligera de leer, que entra todo solo. De “Conociendo a Raúl”, “Buenos días, princesa”, “No sonrías que me enamoro”, “Puedo soñar contigo” y “Meri tiene un secreto” he sacado en claro que su estilo de cambiar rápidamente de los pensamientos y actos de uno del grupo a los de otro y que quede todo condensado en pocos días con bastantes cosas ocurriendo en esos momentos, es lo que provoca esa adicción porque todas las inseguridades de los chavales, sus miedos y también lo que se atreven a hacer y a decir es bastante verosímil del modo en que se presentan.

No es que sea una saga que vaya a recomendar leer a todo el mundo y que considere lo más de lo más, pero entiendo a qué se debe su fama, ya que los chicos que un día crearon el club de los incomprendidos por sentirse fuera de lugar, son tan normales que le pueden resultar cercanos a cualquier lector, porque la mayoría no se considera especialmente guapo, ni listo, tiene cierta (o mucha timidez) y utiliza con cierta asiduidad cosas como las redes sociales o las mensajerías instantáneas, porque lo de hacerse una perdida ya es cosa del pasado desde que las conexiones a internet no se limitan a estar en clase de informática o a tener que conectarse a ciertas horas desde casa. Por eso os digo, que el mensaje es que todo chico normal en realidad se ha sentido incomprendido en algún momento y que, ésa es la razón por la que es tan sencillo empatizar con los personajes de estas novelas de las que la única que se me hizo pesada fue la última, porque para mí ya estaba todo bien cerrado antes y era como volver a abrir un boquete por alguna parte para taparlo con yeso deprisita, para así poder explicar un poco qué pasó después de un final inesperado y que a más de uno dejaría loco en lo que iba a haber cerrado una trilogía.

Anterior

Top mis 10 + 1 rpg favoritos

Siguiente

Emociones encontradas con Tales of Hearts R

2 Comentarios

  1. Tcha

    ¿Me los recomendarías pues? Me da la impresión de que los protagonistas se hacen muy cercanos, y por tanto, la empatía está asegurada.

    Un saludo Rosi.

    • Sí, son super cercanos, así que puede entretenerte. Salen muchos lugares reales y es así como modernillo y pop en cuanto a locales, música, etc. pero porque ten en cuenta que está pensado sobre todo para chavalitos. 😉

      Gracias por comentar, Raúl. ^^

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén