Otra visión de la lucha por el Santo Grial con Fate/Stay Night: Unlimited Blade Works

fate archerDesde que en octubre Ufotable comenzara con su versión de Fate/Stay Night: Unlimited Blade Works (solamente Unlimited Blade Works de ahora en adelante) hemos tenido cita semanal que, durante el periodo de descanso entre enero y marzo, costó un poco digerir por el descanso entre la primera y la segunda mitad de la serie.

Fate/Stay Night es una visual novel de Kinoko Nasu que comprende tres rutas: Fate, Unlimited Blade Works y Heaven’s Feel. Cada una es como un reseteo de la Guerra del Santo Grial, con los mismos personajes, pero distintas acciones y sucesos, siendo la primera la de Saber, la segunda la de Rin y la tercera la de Sakura. Ya existía un anime de la ruta de Saber, hecho por Deen (más cutre, coñazo y mal relatado que nada) y también una película de Unlimited Blade Works, pero ahora la serie de Ufotable de esa misma ruta le da millones de patadas y hasta han conseguido dos cosas que uno veía imposibles sin leerse la novela: enterarse bien de las cosas y que Shirou mole y todo.

rinDebo decir que aunque hablaba de esa pausa, en realidad en casa fue un poquito más corta, ya que comenzamos a ver Unlimited Blade Works un poco más tarde (y luego respetábamos lo de solo uno de ésta a la semana sabiendo lo del momento kit-kat) porque primero nos maratoneamos todo lo que había de F/SN hasta el momento, por orden cronológico, por lo que empezamos por Fate/Zero, esa precuela también realizada por Ufotable, con guión de Urobuchi y que mola tantísimo; seguimos con la soporífera y mal llevada Stay Night de DEEN, nos vimos la película de Unlimited Blade Works que era por lo menos potable y ya entonces es cuando gozamos como enanos de ese capítulo cero especial de 50 minutos tan genial para comprender a las mil maravillas la relación entre Rin y Archer.

shirouDespués de la anterior Guerra por el Santo Grial, ésa en la que participaron los padres de Rin y Shirou, es decir, Tokiomi Tohsaka y Kiritsugu Emiya, da comienzo otra, diez años después, en la que nuevamente siete magos se convierten en Master tras realizar un ritual (intencionado o no) e invocan a siete Servant que luchan entre sí, con oscuros propósitos en algunos de los casos. Como toda guerra, a pesar de ser algo muy exclusivo y que pudiera parecer a pequeña escala, hay bastantes bajas, crueldad y sufrimiento que, en este anime, son de lo más emocionantes por la maestría con que ha sabido llevar Ufotable esta adaptación para la que no solo había una animación y un ritmo impecables, sino que hasta se han marcado capítulos de mayor duración de la habitual y hasta un epílogo para que viéramos el final verdadero de la ruta de Rin y también una vieja cara conocida de la anterior Guerra.

tumblr_nq5tjixEsa1sov1wno2_500Yo ya estaba loquita perdida con Ufotable, porque entre la de Fate/Zero, sus escenas de animación en los Tales of desde que cogieron el relevo a Production IG y todo, pero es que han superado con creces las expectativas puestas en Unlimited Blade Works y eso que eran altas por venir de ellos. Todos estos meses han sido en parte como un camino que comenzó, en cierto modo, viendo imágenes y vídeos en su cafetería de Tokyo a la que habrá que volver nuevamente este año, ahora ya enfrikitazada perdida al Nasuverso (Universo de Kinoko Nasu) por culpa de este estudio al que tanto adoro por potenciar las escenas de una de mis sagas preferidas de videojuegos y hacerme volar de este modo con F/SN, como lo hacían también precisamente Archer y Rin por los tejados.

Si buscáis una serie de acción que os sorprenda y en la que hay carga dramática, algún amorío, personajes muy bien definidos y unas luchas con las que quedarse con la boca abierta, poneos con Unlimited Blade Works a la de ya. Si venís de lo de estudio DEEN, olvidadlo y si nunca habéis visto nada, adelante, es vuestro momento, antes de que la Guerra por Santo Grial vuelva a estallar con la película Heaven’s Feel.

saber

Etiquetas: , , , , , ,

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *