Baba Yaga

babayaga

Año nuevo, post nuevo.

Estos días, llegaron algunas nuevas adopciones a la biblioteca familiar, ésa que no deja de crecer y esperemos que siempre continúe siendo así. Entre las nuevas adquisiciones se encuentra un libro ilustrado llamado Baba Yaga que ya he tenido el placer de leer.

Baba Yaga no es demasiado popular en la parte más occidental de Europa, pero por contra, en lugares como Croacia o Rusia es una historia que conoce todo el mundo. Es como aquí… qué sé yo… el Lazarillo de Tormes, que todos saben de qué va, aunque puedan no contarte con todos los amos con los que estuvo Lázaro.

Hay decenas de versiones distintas de la historia de Baba Yaga y esta bruja ha aparecido de un modo u otro en obras variadas como por ejemplo en los cómics “Fábulas” donde está del bando del enemigo, o en la única película de Hayao Miyazaki galardonada con el Oscar: El viaje de Chihiro, en la que ese personaje amenaza con comerse a Chihiro y a sus padres si esta niña no acierta un pequeño acertijo.

baba_yaga_by_alicesad-d5v1lpbEn el libro ilustrado, Baba Yaga es una ogresa, una bruja de un solo diente que adora comer niños, aunque también engulle animales y todo lo que se le ponga por delante, llevando a cabo estrategias dispares. La edición es similar a la del resto de libros ilustrados que saca Edelvives desde hace unos años: formato grandote, pasta dura, papel bastante bueno y todo entero a color, para disfrutar en condiciones de los dibujos.

La historia es bastante oscura y chachi para los amantes del terror, pero al tratarse de un libro ilustrado, está algo recortada al adaptarse a las imágenes que lo acompañan que, por cierto, son de lo más tenebrosas y góticas, con un montón de esbozos, trazos para exagerar las formas y un uso de los tonos ocre con negro que ya dejan claro que no estamos en el mundo de los osos amorosos, sino más cerca de los cuentos populares como Hansel y Gretel o Caperucita, tal como fueron concebidos, con toda su crueldad.

Si no conocíais a Baba Yaga, puede que ahora os haya picado un poco la curiosidad, si no aquí y ahora, puede que en alguna otra línea del universo hacia cualquier momento en el tiempo, que para eso estamos en el reino de los Multiversos Difuminados.